Conquista la parte emocional
de tu audiencia.

RECUERDO

¿Cómo te sientes cuando escuchas la sintonía de tus películas o series preferidas?
¿O la de los videojuegos que más te han impactado?

El sentido del oído es muy potente y diversos estudios afirman que un sonido produce más sensaciones que mil imágenes.

La música puede evocar recuerdos, despertar emociones y afectar a la audiencia.

DIFERENCIACIÓN

¿Cuál es el estilo musical que te diferencia?
¿Está relacionado con lo que quieres transmitir y/o hacer sentir a tu audiencia?

Los elementos musicales y/o sonoros que perduran en el tiempo y que consiguen tener un gran alcance en tu audiencia, deben ser creados a partir de tus virtudes, de tu esencia y de tu personalidad.

PERSONALIZACIÓN

¿Has hecho un listado de elementos sonoros, música, emociones, valores que quieres transmitir?
¿Y en qué momento de tu proyecto vas a transmitirlos?

No se trata de elegir una ambientación, tema musical o sonido al azar.

Estos deben adaptarse a distintas variables, como tu audiencia, tu mensaje, tus valores, tu propósito.

Debes transmitirlo con coherencia.

INMERSIÓN

¿Qué música y sonidos te conectan con los demás?
¿Permiten un viaje placentero?

No debes saturar nunca a tu audiencia.

Quieres que vivan una experiencia placentera, que se emocionen, que se sientan identificados.

Un mensaje puede ser dicho de muchas formas y la música tiene ese poder.

Ahora ya sabes que la música tiene un efecto emocional inmediato en nuestro cerebro.

Ya sabes que tu proyecto con una mala selección musical o sonora es una entidad sin alma, sin esencia, sin conexión con tu audiencia.

Ahora más que nunca la música es esencial para definir tu identidad, tus valores y es clave dentro de la construcción integral de tu marca.

¿Conectamos?